REFRANES SOBRE LA FAMILIA


A falta de hombres buenos, a mi padre hicieron alcalde. Figuradamente, se aplica como burla al que ocupa un cargo o puesto sin tener los méritos suficientes.

A padre ahorrador, hijo gastador.

A quien Dios no le dio hijos, el diablo le dio sobrinos. El refranero se mofa de los sobrinos como personas interesadas y descastadas.

A quien los suyos se parece, honra merece.

Al pan, pan y al vino, vino, y los suegros por su camino.

Antes de dejar heredar a sobrino, bébetelo en vino.

Antes le falta la madre al hijo que el hielo al granizo.

Bendito es el que a lo suyo sale.

Cada uno en su casa es el rey.

De fuera vendrán y a la calle nos echarán.

Deja la jodienda un mes, y ella te dejará tres.

De la familia y del sol cuanto más lejos mejor.

De la suegra y el doctor, cuanto más lejos, mejor.

En la casa del pobre; todo se vuelven goteras.

En todas las casas cuecen habas, y en la mía a calderadas.

Éramos pocos y parió la abuela. Expresa el fastidio de ver aumentado deforma inesperada el número de personas en un lugar o reunión o, figuradamente, cuando se acumulan las desgracias .

Ése te quiere bien, que te hace llorar.

Hijo de padre pudiente, aunque no sea honrado es valiente.

Hijo eres, padre serás, conforme te comportas, se comportarán.

Hijo malo, más vale doliente que sano. Alude a que el corregir las malas inclinaciones de una persona es más di cil, si no imposible, a cuidar a reponerse a un enfermo.

Hijo que no salga al padre, mal hijo.

Hijos criados, duelos doblados. Indica que si los hijos, cuando son bebés, necesitan el cuidado de los padres, éstos verán aumentados los problemas y los disgustos conforme los hijos van creciendo.

Hijos tienes, nueras tendrás, cuando te descuides en la calle te verás.

Hombre casado, burro estropeado.

La alegría dura poco en casa de los pobres.

La madre con el delantal tapa el mal. Indica que, por cariño y amor, se justifican y excusan muchas acciones reprobables.

De tal palo, tal astilla.

De tus hijos sólo esperes lo que con tus padres hicieres.

Dichosa la rama que al tronco sale.

¿Dónde se arrima el niño?, donde ve cariño.

Dos que duermen en el mismo colchón, se vuelven de la misma opinión.

El casado, casa quiere.

El corazón y los ojos siempre son mozos.

El día que te casaste, buena cadena te echaste.

El hijo del erizo, con púas sale.

El padre, para castigar, y la madre para tapar.

El que con chicos se acuesta "cagao" se levanta.

El que tiene padrino, se casa (y el que no, se queda mozo).

El viejo mal "educao" hace al niño mal "hablao".

En cada corral un solo gallo, y en cada casa un solo amo.

En casa de Mari Miguel, ella es él.

En casa, hasta el culo descansa.

Lo que has de dejar a los sobrinos, cómetelo en jamón o bébetelo en vino.

Lo que se aprende en la cuna, siempre dura.

Lo que valga una mujer, en sus hijos se ha de ver.

Los trapos sucios se lavan en casa.

Madre inventa, casa desecha.

Madre no hay "más que una".

Madre que no cría, no es madre, que es tía.

Marido celoso, nunca tiene reposo.

Más vale aliento de madre, que leche de ama.

Matrimonio sin viñas, no tendrán sus hijos riñas. Da a entender que la repartición de la herencia es motivo de riñas y desavenencias entre hermanos.

Matrimonio y mortaja, del cielo bajan.

Mi mujer ha mal parido, trabajo perdido.

Mientras tengas hijas en la cuna no hables mal de ninguna.

Ni tengo padre ni madre, ni perro que me ladre.

No me llames "cuñá" hasta que no cuñes que, a veces, las cuñas sirven para la lumbre. Humorístico juego de palabras que avisa a los cuñados que no deben tener confianza hasta que sea la hora de la verdad.

No hay casa ni casita que no tenga su crucecita.

No hay cielo sin nubes, ni paraíso sin serpiente.

No hay padre ni madre a quien sus hijos parezcan feos.

Quien muchos hijos tiene, emparenta hasta con el diablo.

Quien no conoce abuela, no conoce casa buena.

Quien te conozca que te compre.

Quien tiene padrinos se casa.

Sabe más el loco en su casa que el cuerdo en la ajena.

Según el padre quien fuera, sacará el hijo carrera.

Copyright © - herencia2000 es propiedad de José Antonio Fernández-Baillo Mateos de Arriba.