TRIGALES

La espiga es de oro o de topacio; es trigo que bruñe, que anima, que luce, que adorna, que sabiamente crece y mueve a la brisa apenas amanece.


"Y por Santa Maria,
la mies en la era,
el trigo en la trilla
y el cántaro en la sombrilla.


Así de sencillo y así, de la tijereta de la hoz, a la mano del segador que vence, que no deshoja, sino que acaricia la frente blanca y rosa de la espiga tierna, apenas dorada y caliente, hasta quemar las ansias de los que se miran y no vuelven la cabeza...

Copyright © - herencia2000 es propiedad de José Antonio Fernández-Baillo Mateos de Arriba.